El día que dejé de tomar Idealizamina*

Alguien me dijo una vez, que ser un buen artista era incompatible con ser una mala persona. 

He estado pensando últimamente cuanta razón tenía, si alguna vez tuvo razón en algo, para su desgracia, en eso la tuvo. Creo que es un buen argumento aplicable a cualquier aspecto de la vida diaria. El tipo de personas que somos nos define, nuestros actos nos delatan, nuestras conversaciones nos perfilan y digamos que nuestros silencios van subtitulados y todo dependerá de quién tenga más o menos paciencia para leerlos.

A mi me ha dado por leer los subtítulos en alguna ocasión, aunque reconozco haberlos dejado a medias, un poco asustada, aturdida, nauseabunda, viendo la vida pasar por mis pobres pupilas dilatadas en un corto en 8mm ... qué les puedo contar, horrorizada. Al recuperarme volví a recordar esa reflexión con la que he empezado y suspiré “cuánta razón tenía”.


*Las autoridades sanitarias advierten que 
idealizar perjudica seriamente su salud

Safe Creative #1101128246024

3 comentarios:

  1. Creo que has metido el dedo en el ojo, no podría estar más de acuerdo

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en lo de idealizar, que además es muy injusto con aquel al que se le aplica porque solo le queda provocar la decepción... Sobre el otro punto, no sé... puedes ser artista, rubio, egoísta y vivir en Barcelona. Son solo partes del todo, no sé si un aspecto tiene por qué estar siempre relacionado con los demás :)

    (besos y abrazos para los dos, repartidos al gusto!)

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo, entre nosotros te diré, que escribir esto, no era más que una forma de reírme de estas ideas locas que la gente tiene a veces ....

    Un abrazo grande : )

    ResponderEliminar