Carta de amor.

Intenté preparar esta carta para San Valentín, para un concurso, pero como siempre se me pasó la fecha. Hoy me pareció que era mejor dejarla coger un poco el aire y que las buenas costumbres no desaparezcan del todo.



Paula: 
El mundo está lleno de locos, eso es indiscutible. Si tú pronunciaras esas palabras al recibir esta carta, no te lo podría reprochar. No busco un golpe de efecto ¡a estas alturas!, no puedo, pero tampoco quiero que pienses que todo pudo ser de otra manera, ¿Quién sabe lo que piensas ahora de tantas cosas?
No soy Cyrano de Bergerac muy a mi pesar, créeme cuando te digo que prefiero esa nariz a cambio de la mía, si eso significara provocar lo que él provocaba con un sólo manchón de pluma, lo digo con una convicción total. Uno de tus suspiros vale vivir con ese engendro alienígena en la cara. Pero soy un tipo bastante normal, sin complejos anormales, sin una personalidad atormentadamente romántica. Soy un  tipo del montón. Esta carta es del montón.
Se me ha ocurrido, que durante un tiempo has estado esperando por mi, y que cuando te has cansado de hacerlo has seguido adelante, como una de esas jugarretas del destino. Se me ha ocurrido que tal vez, en la espera nos contagiamos el uno del otro con cada momento y cada pensamiento que nos dedicamos, y en un punto nos cansamos y nos olvidamos.
 Nos olvidamos en algún cajón de la memoria, aletargado.
Yo te desperté en mi memoria un día de repente y todo el tiempo se me vino encima. Todo volvió como una gran caída y a partir de ahí mis sentidos están impregnados de nostalgia, de cosas que son las de antes, de sentimientos que siempre fueron. 
Ni siquiera sé cómo explicar porqué te escribo todo esto ahora, no sé si es un acto puramente egoísta o es una incongruencia propia del enamoramiento. Ante todo es una muestra de sinceridad, una prueba de afecto, un gesto apasionado ungido del aroma de los Jazmines que lo contagian todo de quietud, de pureza, de tranquilidad y de mármol.
En cualquier caso, se me han ocurrido más cosas, por ejemplo, que nos amamos toda la vida, que nunca nos olvidamos en un recóndito lugar de la memoria y que en cualquier momento leerás esta carta y acudirás a mi encuentro. Pasan los años y sigo fantaseando con las mismas cosas de siempre, y las experiencias, las fantasías parecen inamovibles, recurrentes. En cualquier momento leerás esta carta y vendrás a mi encuentro.


Safe Creative #1103068641822

2 comentarios:

  1. Se avecinan tiempos de sosiego para mí. Tiempos para hacer lo que me dé la gana... tiempos de escritura!!! Se avecina el hombre lobo!!! Sólo espero no equivocarme... XD Dale caña al boli, la pluma, las teclas, los rotus o lo que sea que uses... pero escribe. Aunque sea en papel higiénico!! XXX

    ResponderEliminar
  2. XD!! estoy impaciente por leer todo eso que sé que viene.
    ¿A partir de ahora la armamos? ¿Qué te parece? ... a topeeee!!!!!! ;)

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar