Cartas de juventud


Hecho un poco de menos cuando mi prima S.M y yo nos escribíamos retratos. Cuando está cerca el final del año suelo acordarme y entonces también me vienen a la mente, el instituto, las películas que vi por primera vez en la habitación de sus padres, comiendo pizzas y L’ays a la vinagreta. Recuerdo los videoclips de Nirvana o Héroes del Silencio grabados de la televisión en VHS, que poníamos una y otra vez sin cansarnos.
Me he dado cuenta, de que muchos de mis gustos de ahora vienen de aquellos años y al mismo tiempo, no recuerdo infinidad de cosas, como si a pesar de lo importantes que fueron para mi, la memoria hubiera decidido suprimirlas a su antojo. 
Por ejemplo, ya no recuerdo dónde tengo aquella caja de lata donde guardaba aquellas cartas, pero sí que recuerdo la letra y alguna de las frases que siempre me hacían reír. “Tu nariz delata procedencia” .
De las que yo pude haber escrito, no tengo ni una imagen del color o la forma de las hojas y me perturba pensar que ella sí las guardara y al verlas no pueda evitar pensar que son una mierda. Tengo la certeza de que eran y son (si siguen existiendo), espantosas y espero que me excuse un poco, al menos por eso de la edad o lo de la genética mal repartida. Así que me encantaría que le pasara como a mi, que lo tenga como un recuerdo  lejano y como yo, tenga flashes mentales con alguna frase simpática que se me pudiera haber ocurrido por aquel entonces, no sé, algo sobre alguno de los idiotas que le rondaban en clase o algo así.

Otro año pasará y mi intriga seguirá ... La cajita, ¿Dónde estará?


Tumblr

2 comentarios:

  1. Pues yo tengo recuerdos de esa época.... Pero como tu solo en la mente....

    ResponderEliminar