No soples, chupa.


A veces hay que explicar lo más básico. ¿Por qué? Supongo que porque estamos perdidos en esta maraña de estupideces que componen la vida nuestra.
Cuando me falta un café, siempre dramatizo, pero ¿No es bien cierto que hay cosas que se chupan y no se soplan? A veces hay que volver a estas cuestiones, aparentemente olvidadas e injustamente minimizadas.
Quizás sería una buena frase para volver sobre ella cuando nos haga falta. En el banco, en clase o en el trabajo. "No soples, chupa". Una buena muletilla que desconcierte o saque una carcajada a según quién la escuche y así hacer el filtrado de gente con la que sí nos interesara relacionarnos. 
Se queda pensativa o pensativo, pone muecas o simplemente hace gala de su antipatía con gesto hosco: No interesa.
Se parte la caja: Buen rollito.
¿Si la vida fuera así de fácil verdad?
De todos modos, chupar está sobrevalorado. Supongo que porque da muy buenos puestos de trabajo en ocasiones, y en otras, buenas casas y ropa de marca. A veces hace que encuentres el amor y otras, una buena distracción. Pero no todo debe reducirse a estos asuntos superficiales.
Yo propongo un buen soplido de vez en cuando, para mantener viva la atención o para parecer más espontáneos. Habrá quién se merezca una buena inyección de aire en un momento dado, el capricho es voluble.
¿Qué cansa más? 
Ahora mismo, me preocupa todo esto, porque ya hace bastante calor y no quiero agotarme de más en algo que no es lo adecuado. ¿No es mejor estar preparado para cuando se preste la ocasión? No quiero dar aire cuando lo que toca es quitarlo, y creo que deberíamos preocuparnos todos por estas cuestiones, porque la alegría siempre debe residir en dar.
Una fusión de ambos modos sería el ideal, una alternancia de uno y otro: Chupar-Soplar. Sin que el orden de los factores altere el producto. Aunque yo esto, por lo arriesgado, lo recomendaría para las ocasiones especiales y sólo para aquellas personas que se manejen a nivel experto en estos menesteres. 

Volviendo a lo básico, a mi Amarcord me gusta bastante.